Otra vez

Otra vez
Otra vez.
Déjame contarte una historia
No te preocupes no es muy larga
Había un día una madre y su hija
estaban caminando hacia
su pequeñita casa.
En este camino  cerca del oeste de la ciudad,
no me acuerdo bien como se llama,
pero esto no importa.
Tenían sobre sus cabezas
el resultado de su labor,  trabajadoras.
Regresando a casa después de un día
laborioso, a un grupo de hombres encuentran
en este estrecho camino, hambrientas y solas.
La madre le dice a su hija:
“Quédate quieta hija,
no va a pasar nada”
Los hombres hablaban y reían
Pero cuando las vieron, nadie más hablaba.
Pasaron delante de ellas
con ojos angustiosos, Mirándolas.
El último más joven se paró frente a la niña
Y dijo con ojos angustioso: “esta
es mi tipo, te encantaría
Ir conmigo”, la niña apretaba
la mano de su madre, temía
todo lo que podía pasar
y el mayor que estaba
un poco lejos regresó y le dijo a ella
“Si os vuelvo a ver por aquí otra vez la hago mía”
“Entendido”, dijo mi madre, asustada
como yo, no podía ni mirar
sur ojos, y pronto corrimos a casa.
Y  lo que recuerdo otra vez
Es que mi madre me decía
“quieta hija,
no va a pasar nada”.
Otra vez.
Si le ha gustado el artículo, usted lo puede compartir ! :)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario